Una modalidad de la cámara que permite al fotógrafo controlar al 100% el tiempo de exposición.

El modo BULB se trata de una configuración especial que ofrecen las cámaras fotográficas. A través de esta modalidad, podemos controlar el tiempo de exposición de forma exacta y total.

 

En la mayor parte de los equipos, el modo BULB nos obliga a utilizar la cámara en modo manual, no obstante, algunos equipos fotográficos incorporan este modo en la rueda de acceso rápido, de forma que podemos utilizarlo con la cámara en prioridad a la apertura, por ejemplo. Pero ¿en qué consiste exactamente este modo?

Cuando seleccionamos el modo BULB le estamos diciendo a nuestra cámara que seremos nosotros y no un automatismo o patrón determinado, quienes decidiremos cuánto tiempo va a estar expuesto el sensor a la luz. De esta forma, al presionar por primera vez el disparador, nuestra cámara abrirá el diafragma y levantará el espejo, y la exposición no terminará hasta que nosotros se lo indiquemos presionando de nuevo el disparador. En algunas cámaras, en lugar de presionar el disparador para iniciar la exposición y para terminarla, tendremos que mantener el disparador pulsado.

 

Al tratarse de exposiciones largas, es fundamental utilizar trípode si no queremos movimientos indeseados, e, incluso, un disparador remoto para que nuestro pulso no quede impreso en la fotografía.

El modo BULB se utiliza fundamentalmente para fotografía nocturna, que requiere un largo tiempo de exposición, así como para utilizar la técnica del light painting (pintar con luz) o imprimir movimiento a nuestras fotografías, por ejemplo, al fotografiar una cascada o fuegos artificiales.

 

Imágenes: Darron Birgenheier, JanetR3

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.