Llega la Navidad y, en casi todos los hogares, encontramos esta singular planta de hojas rojas presidiendo la mesa del comedor, ¿de dónde viene esta tradición?

La Flor de Pascua, también conocida como Poinsettia, es una planta originaria de Centroamérica, fundamentalmente de México, donde tenía un gran simbolismo dentro de la cultura azteca. El pueblo azteca utilizaba la Flor de Pascua como ofrenda a los Dioses y como ingrediente principal de numerosos remedios medicinales.

 

Ya en el siglo XVI existe constancia de que los frailes de la Orden Franciscana utilizaban esta planta como adorno floral en las fiestas navideñas, dentro de su labor de evangelización en Taxoco de Alarcón, México. Pero no es hasta el siglo XIX cuando esta planta se populariza y empieza a ser conocida en todo el mundo, de la mano del médico y apasionado de la botánica, Joel Roberts Poinsett, que fue embajador de Estados Unidos en México entre 1825 y 1829.

En unos de sus muchos viajes, Poinsett se topó con esta hermosa planta que enseguida captó su atención. El médico norteamericano no dudó en recoger unos cuantos esquejes y, a la vuela a Estados Unidos, se dedicó a su cultivo, y en las celebraciones de Navidad, comenzó a regalarla amigos y familiares, dando origen a una tradición que pervive en la actualidad. Es entonces cuando la Flor de Pascua comenzó a ser conocida como Poinsettia.

 

En 1991, en conmemoración del fallecimiento de Joel Roberts Poinsett, se declaró en Estados Unidos el 12 de diciembre como el Día Nacional de la Poinsettia, siendo típico regalar en esta fecha una Flor de Pascua a los seres queridos.

 

Imagen: Muffet

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.