¡El colofón perfecto a las fiestas navideñas!

Esta es una receta muy especial, que pone un dulce fin a la Navidad, un bocado para compartir en familia. Aunque no es una receta sencilla, en este manual te enseñamos cómo prepararlo de forma fácil. Sin largos tiempos de levado, obtendréis un dulce esponjoso y aromático con el que dejarás con la boca abierta a todo el que lo prueba. ¿Te animas?

 

Ingredientes para Roscón de Reyes fácil (8 comensales):

- 350 g. de harina de fuerza.

- 100 g. de azúcar.

- 2 huevos.

- 100 ml. de agua templada.

- 20 g. de levadura fresca.

- 2 cucharadas soperas de ron.

- 30 ml. de leche.

- 70 g. de mantequilla en punto pomada*.

- Ralladura de una naranja**.

- Media cucharadita de agua de azahar.

- Una pizca de sal.

- Almendras fileteadas, azúcar granulado y fruta escarchada para decorar.

 

*Para obtener la mantequilla en punto pomada tendrás que dejarla a temperatura ambiente durante, al menos, 6 horas.

**Ten cuidado de no rallar la “parte blanca” de la naranja, o tu roscón amargará.

 

Preparación de Roscón de Reyes fácil:

1. Disuelve la levadura en el agua templada.

2. Pon la harina en un bol amplio, vamos a hacer un “volcán”. Para ello, haz un hueco en el centro de la harina y añade en él el azúcar, la levadura disuelta en el agua, el ron, la leche, la mantequilla, la ralladura de naranja y el agua de azahar. Mezcla bien los ingredientes con las manos hasta que todo quede bien integrado, desde el centro del “volcán” hasta afuera.

3. Añade uno de los huevos junto con la pizca de sal y amasa con suavidad hasta que todos los ingredientes estén unidos.

4. Enharina una superficie plana y dispón sobre ella la masa. Amasa hasta obtener una masa elástica, que no se pegue a la superficie, añadiendo harina poco a poco si es necesario. En este paso es muy importante trabajar bien la masa sin añadir demasiada harina, pues hemos de obtener una masa pegajosa, no seca.

5. Ahora, vamos a darle la forma al roscón. Forma una bola con la masa y haz un agujero en el centro. Con cuidado, ve estirando el agujero, dándole la forma al roscón.

6. Coloca tu roscón en un lugar cálido, tapado con papel film, y déjalo levar una hora.

7. Precalienta el horno a 200ºC, calor arriba y abajo.

8. Pinta el roscón con huevo batido y decóralo con la fruta escarchada, el azúcar granulado y las almendras.

9. Hornea el roscón entre 15 y 20 minutos, hasta que esté dorado. Déjalo enfriar sobre una rejilla y ¡listo!

 

Una vez frío, puedes abrirlo a la mitad y rellenarlo con nata montada o trufa para los más chocolateros, ¡delicioso!

 

Imagen: rafa_luque

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.