El fuero parlamentario es un concepto del Derecho que engloba una serie de privilegios en el ámbito penal para personas o colectivos pertenecientes a un Parlamento democrático.

Cuando hablamos de fuero parlamentario, nos referimos a una serie de derechos especiales de los que gozan los representantes de la soberanía popular en el Parlamento. Conocido en Inglaterra como freedom from arrest (libre del arresto), el fuero parlamentario está vigente en la mayor parte de los países democráticos como forma de garantizar la independencia del poder legislativo, impidiendo que se persiga a un parlamentario por motivos políticos o ideológicos.

En España, la Consitución hace referencia en su artículo 71 a este fuero parlamentario y establece tres reglas fundamentales:

 

Inviolabilidad

Los diputados y senadores no podrán ser perseguidos por las opiniones o los votos que emitan en el ejercicio de su cargo parlamentario.

 

Inmunidad

Los diputados y senadores, mientras dure el periodo de su mandato, no pueden ser detenidos, salvo en caso de flagrante delito, ni ser inculpados ni procesados sin que, previamente, lo autorice la Cámara respectiva –el Congreso de los Diputados o el Senado-. Esta autorización ha de ser solicitada por el Tribunal Supremo a la Cámara, a través del Suplicatorio a las Cortes Generales.

 

Fuero específico

En las causas contra diputados y senadores sólo es competente la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

 

Imagen: Fernando Arconada

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.