Seguro que has escuchado el término “calorías negativas”, ¿a qué se refiere?

Cuando hablamos de alimentos de “calorías negativas” no nos referimos a alimentos que aporten energía negativa. Como sabrás, el cuerpo necesita energía para hacer la digestión, este es el fundamento de las “calorías negativas”. Son alimentos de “calorías negativas” aquellos que contienen menos calorías de las que necesita nuestro organismo para digerirlos.

Al consumir estos alimentos ingerimos un número determinado de calorías, por ejemplo, el apio nos aporta 7 kcal. por 100 g., pero nuestro organismo requiere energía para procesarlo, más de las que aporta el alimento en cuestión, en el caso del apio, requeriríamos unas 30 kcal. para digerirlo. Por lo tanto, 7-30= -23. El resultado es un balance energético negativo, es decir, en realidad, al haber comido 100 g. de apio hemos quemado 23 kcal. De ahí que se consideren “calorías negativas”.

 

¿Cuáles son los alimentos con “calorías negativas”? El ya citado apio, los cítricos, como la naranja y el limón, las verduras de hoja verde, como la lechuga, la rúcula y las espinacas, los espárragos, la coliflor, el brócoli, el tomate, el pepino, el pimiento y la zanahoria, entre otros muchos.

Aunque esta teoría no está formalmente aceptada por la comunidad científica, sí es conveniente aumentar la ingesta en nuestra dieta diaria de este tipo de alimentos si buscamos una pérdida de peso, pues, además de las inciertas “calorías negativas” nos aportan altas dosis de vitaminas, minerales y fibra, que nos ayuda a saciarnos más deprisa. Pero no lo olvides, ¡la clave para adelgazar y para mantenerse en forma es una dieta equilibrada y deporte!

 

Imágenes: Cucumber and cross section, spisharam.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.