Los parachicos forman parte de la tradición cultural de Chiapa del Corzo (Chiapas-México) en su Fiesta Grande.

Entre el 8 y el 23 de enero, la localidad de Chiapas del Corzo se llena de color y espíritu festivo para celebrar la Fiesta Grande en la que los Parachicos bailan y cantan en honor a Nuestro Señor de Esquipulas, a San Antonio Abad, a los patrones difuntos y a San Sebastián Mártir; y se celebra el desfile de Carros alegóricos y la misa de los parachicos. Estos animados protagonistas fueron inscritos en 2010 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

Los parachicos, cuyo nombre deriva de la expresión española “Fiesta para el chico”, desfilan por las calles de la localidad durante seis días; para terminar con una misa el día 23 de enero en la que, compungidos, se despiden de la fiesta tradicional hasta el año siguiente. Todos ellos portan imágenes de los Santos, guitarras, el capote de los patrones y cuartas o látigos. El instrumento más característico de los parachicos, que no cesa de sonar en esos días, son los chinchines (fabricados de hojalata).

El atuendo de estos personajes, que representan en comparsa a los españoles, se compone de una máscara tallada con rasgos europeos, tocados en forma de montera que imita un cabello rubio (a lo que denominan Montera de ixtle), sarapes con listas de colores (tradicional poncho mexicano), chales bordados (o chalinas), y cintas de colores sobre un fondo negro.

El calendario de esta festividad se distribuye entre el 15, el 17, el 18 y el 20 de enero para venerar a los Santos y patrones difuntos; y más tarde, el 22 y el 23 de enero tienen lugar el desfile de los carros y la misa. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.