El Dobermann es un perro guardián, elegante y con fama de agresivo y peligroso. Precisa un dueño que le aporte seguridad en todo momento.

El Dobermann tiene sus orígenes en la Alemania de finales del siglo XIX. Un recaudador de impuestos precisaba un perro, que le protegiera de hipotéticos asaltantes y ladrones. En su afán por crear un nuevo concepto canino, que satisficiera sus necesidades, realizó cruces con otras razas (Rottweiler, Manchester Terrier, Ovejero Alemán etc). El resultado fue el actual Dobermann.

Los “dobermann” son perros elegantes. Poseen un tronco corto, cuello delgado, largo y musculoso. El color del pelaje puede ser negro, tostado o gris. El pelo es corto y pegado al cuerpo. Los machos adultos pueden llegar a pesar 45 kgs y medir 72 cms.

Estos perros guardianes han tenido, quizás injustamente, fama de agresivos y peligrosos. Sin embargo, una correcta educación, desde cachorros, puede hacer de los “dobermann” animales cariñosos y familiares.

La protección es una cuestión innata en la raza, no olvidemos las razones de su creación. Por ello, los “dobermann” necesitan un dueño que les aporte serenidad y les “domine” en todo momento. Pueden llegar a ser muy desconfiados y agresivos con los desconocidos.

En 1975, nació el Dobermann Club de España. Se trata de la primera asociación española de aficionados a estos perros guardianes. Entre sus objetivos, la difusión de la raza, la mejora de la misma por medio de la selección y la asistencia y asesoramiento a los criadores y amantes del Dobermann.

 

Perro Dobermann

Foto: www.imagenes-gratis.net

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.