El Fox Terrier surgió para ayudar en la caza del zorro y como mascota es un perro cariñoso, activo, alegre y muy inteligente.

El perro Fox Terrier nació para servir de apoyo en las cacerías de zorros. Debido a sus características físicas, puede introducirse en las guaridas de estas alimañas. Existen cuadros de la Inglaterra de los siglos XIV y XV, en los que ya aparecen ejemplares de esta raza canina.

El Fox Terrier es un perro atlético. Es un animal duro, fuerte y resistente. Posee un tamaño pequeño, no supera los 40 cms de altura (imprescindible para acceder a las madrigueras y zorreras), ni los 8 kgs de peso. El color de fondo del pelaje es blanco, con manchas negras, marrones o canela, en función de la variedad de que se trate (pelo duro o pelo liso).

El Fox Terrier es cariñoso y sensato. Puede convertirse en una excelente mascota. Sin embargo y debido a su alta inteligencia y curiosidad constante, la desobediencia es su talón de Aquiles. Por ello, debemos aportarle alicientes y actividades nuevas cada día.

En definitiva, estamos ante un can muy activo, alegre, dotado con un fuerte físico y pequeño tamaño. Su inteligencia, superior a la media de otras razas, necesita retos y actividades novedosas cada momento. El Fox Terrier es un excelente compañero de los niños y posee una habilidad innata para la caza en madrigueras.

 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.