Para hacer estas mini tartas tatín necesitamos masa de empanadillas, azúcar, zumo de limón, agua y la fruta que queramos: manzanas, plátanos, piña, melocotón…

Empezamos haciendo un caramelo. Para ello ponemos en un recipiente azúcar, zumo de limón y un chorrito de agua. Cocinamos a fuego medio hasta que adquiera un color rubio y apartamos del fuego. Si no tenemos mucho tiempo podemos utilizar caramelo ya preparado, que podemos encontrar en cualquier supermercado y el una gran diversidad de formatos.

En unos  moldes pequeños echamos el caramelo y colocamos la fruta cortada en trozos, hasta cubrir todo el fondo.

Ponemos la masa de empanadillas encima de la fruta y metemos los bordes de la masa por los lados del molde.

Metemos las tartas en el horno precalentado durante 20 minutos a 180 grados. El grado de cocción de la masa es al gusto del cocinero, ya que puede quedar blanda o, si la tenemos un poco de más tiempo, crujiente.

Sacamos del horno y desmoldamos dándoles la vuelta, poniendo la masa debajo.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.