Los servicios de seguridad son esenciales para las personalidades públicas.

Hoy en día, es común la necesidad de personalidades y cargos públicos de tener un servicio de seguridad. Además de las normas básicas de seguridad que cualquier persona adopta en su vida diaria, estas personas precisan de una escolta para sus desplazamientos; normalmente en vehículos blindados.

Estos coches forman una caravana y circulan como una unidad, aunque siempre guardando una distancia oportuna de seguridad y no circulando a más velocidad de la permitida. En el caso de Jefes de Estado o altas personalidades, la caravana se inicia con los motoristas que abren paso seguidos del coche del jefe de la organización, después el vehículo con el personal de protocolo y a continuación,” la cápsula de seguridad”. Se denomina así al vehículo principal donde va la personalidad escoltada, seguido de un coche de repuesto que en España se denomina “de respeto”. La cola estará formada por los coches del séquito y detrás de éstos, los motoristas cerrando la caravana.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.