La legalización del alcohol en Estados Unidos llegó con la abolición de la Ley Seca en los años treinta.

La prohibición de la venta, fabricación o transporte de bebidas alcohólicas estuvo presente durante más de diez años en los Estados Unidos. La restricción comenzó en 1919, cuando algunos sectores de la sociedad y de la política estadounidense apoyaron el establecimiento de la que denominaron como Ley Seca. Aún así, en Estados Unidos aún se mantienen bastante estrictos en lo que a consumo de alcohol se refiere. 

Las consecuencias de esta medida no se hicieron esperar, y la población se lanzó a las calles para disfrutar de la bebida prohibida en lugares clandestinos. El gran inconveniente fue que todo se volvió muy turbio, haciéndose cada vez más común la delincuencia y las disputas entre las mafias. De hecho, Al Capone, un gánster de esa época ha inspirado numerosas películas. Pero, en vísperas de las elecciones a la presidencia de los años treinta, Roosevelt, el candidato por el Partido Demócrata, llegó al poder y cumplió la promesa de derogar la prohibición.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.