Si tú también eres un amante de esta popular bebida, anota estos consejos para degustar el mejor té.

En algunos países como Japón, la preparación del té se convierte en todo un ritual y cada familia tiene sus trucos y tradiciones. Y es que esta bebida puede adquirir multitud de aromas y matices en función de cómo se prepare. Existen numerosas recomendaciones básicas a la hora de preparar el té que te asegurarán taza perfecta que te hará disfrutar al máximo de todo su sabor, aroma y beneficios.

 

Una de las claves a la hora de preparar el té es la temperatura del agua, que variará según del tipo de té. Al contrario de lo que se piensa, para infusionar el té el agua nunca tiene que estar hirviendo. En el caso del té negro y el té rojo, la temperatura más adecuada oscilará entre 90 y 95 ºC, que se consigue más o menos cuando el agua empieza a humear pero no rompe a hervir. Para el té verde o el té blanco el agua debe estar un poco más tibia, entre 50 y 75ºC, es decir, no debe llegar a humear como en el caso anterior, hemos de poder introducir el dedo sin llegar a quemarnos. Si el agua supera esta temperatura, las hojas de té se cocerían, perdiendo parte de su aroma y de su sabor.

Otro de los puntos importantes a tener en cuenta es el tipo de agua. Es aconsejable utilizar agua mineral o agua filtrada, pues la cal y las sales del agua del grifo interfieren con el sabor del té.

En cuanto al tiempo de infusión, también depende del tipo de té que estemos preparando:

- Té negro: 3-5 minutos.

- Té rojo: 2-3 minutos.

- Té verde: 2-3 minutos.

- Té blanco: 5-6 minutos.

Si queremos añadir nata, leche o limón, siempre lo haremos al final, cuando el té esté listo. Finalmente, es importante tener en cuenta el recipiente en el que preparemos y sirvamos nuestro té, que ha de ser de un material que no altere el sabor ni el aroma. Quedan descartados, por lo tanto, los plásticos y los metales, por lo que nos decantaremos por recipientes de vidrio o porcelana.

Y una vez hayamos preparado nuestra preciada taza de té, a disfrutar de todas sus propiedades, aromas y sabores con un buen libro o un buen disco.

 

Imagen: Chocolate Geek

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.