Ponle alas a tu emprendimiento para que tu afición vuele lo más lejos que pueda.

Muchas veces existe la dificultad de encontrar la gran idea genial para realizar tu propio emprendimiento y, como muchas cosas en la vida, la respuesta siempre está más cerca de lo que crees. Si lograras convertir tu afición en tu emprendimiento lucrativo, entonces habrías encontrado la respuesta.

Haber encontrado la idea de negocio es una parte del problema, muy importante cierto, pero no es suficiente. Ahora deberás encontrar la forma de convertir la afición en un verdadero negocio, que sea atractivo para los futuros clientes y rentable para los accionistas, es decir, para ti mismo y los socios que se interesen en tu idea.

Tu afición hasta ahora te produce placer, diversión, entretenimiento y hasta gastos, pero ¿cómo convertirla en un negocio? Lo primero es pensar como emprendedor, es decir, encontrar las razones que existen para que te guste la afición, a cuántos otros les puede gustar lo mismo, quiénes prestan el servicio, cuáles son sus carencias y cómo podrías solucionarlas para incursionar en el mercado como un nuevo competidor y emprendedor exitoso.

Una vez definido el campo de acción y delimitado el negocio con la ventaja competitiva que tienes para poder competir y atraer a los clientes, es el momento de ponerle cifras al emprendimiento, cuánto te cuesta prestar el servicio, qué necesitas para poder ofrecerlo, a qué precio podrías salir a venderlo y en cuánto tiempo podrías lograr el punto de equilibrio del negocio y comenzar a obtener utilidades.

Si quieres convertir tu afición en emprendimiento, piensa estratégicamente, ponle cifras al negocio, determina un nicho de mercado objetivo y ponle alas a tu emprendimiento para que tu afición vuele lo más lejos que pueda.

 

 Soraya Bayo Romero

Coach Prof. Certificada

Consultora y Formadora

www.levantesoluciones.es

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.