El análisis DAFO no solo se puede aplicar al mundo empresarial, sino también a nuestra marca personal para saber “vendernos” y, en definitiva, conseguir un empleo.

El análisis DAFO es una metodología de análisis que se emplea en el mundo empresarial para estudiar la situación de un proyecto o negocio. Aplicado a la marca personal, puede servirnos para conocernos de una forma objetiva y saber sacarnos partido, potenciar nuestros puntos fuertes y mejorar nuestros puntos débiles.

Para realizar un análisis DAFO se estudian dos factores: internos y externos.

 

Factores internos

 

  • Debilidades: aquello que no dominamos y en lo que tenemos que seguir trabajando, por ejemplo, conocimiento, experiencia profesional…
  • Fortalezas: aquello en lo que destacamos, en lo que somos los mejores.

 

Factores externos

Son todo aquello que escapa a nuestro control pero que nos afecta de forma directa o indirecta:

 

  • Amenazas: aquello que nos impide encontrar trabajo, por ejemplo, competencia, situación económica de nuestra zona geográfica…
  • Oportunidades: aquello que nos favorece para encontrar trabajo, por ejemplo, amigos, familiares…

 

Una  vez que hemos identificado nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, el siguiente paso es analizar nuestra lista. Para ello, nos preguntaremos:

 

  • ¿Cómo supero mis debilidades?
  • ¿Cómo afronto mis amenazas?
  • ¿Cómo destaco mis fortalezas?
  • ¿Cómo aprovecho mis oportunidades?

 

El análisis DAFO nos dirá qué tipo de empleos encajan con nuestro perfil y nuestras fortalezas. A la hora de afrontar una entrevista de trabajo, nos dará una visión más clara de nosotros mismos y de nuestra situación. Tener claros nuestros factores internos nos ayudará a responder de forma coherente y directa a las típicas preguntas que asaltarán la cabeza de nuestro entrevistador: “Cuéntame algo más sobre ti.”, “¿Cuál es tu principal virtud?”, “¿Cuál es tu peor defecto?”…

 

Por otro lado, somos conscientes de que las amenazas no podemos cambiarlas, pero sí que podemos intentar evitarlas e, incluso, ¡aprovecharlas y convertirlas en oportunidades!

 

Imagen: pa.toon

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.