Antes de deshacernos de antiguas cómodas, armarios u otro tipo de mobiliario podemos tomar los cajones y reutilizarlos de forma sencilla y creativa.

Nunca lo habrías imaginado, pero un cajón que sobra puede convertirse en un nuevo estante para la habitación o en un perchero.

Se coge el cajón y se atornilla en la pared, de esta forma se convierten en estantes donde  colocar múltiples objetos, desde libros hasta complementos decorativos.

Además, el frente de los cajones, si está en buenas condiciones, lo podemos atornillar en la pared y convertir el pomo en un original perchero. Algo muy creativo y económico.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.