Cada vez es más habitual el envío y recepción de curriculums a través de correo electrónico, de hecho, muchas veces es la propia empresa la que solicita a los candidatos que se presenten de esta forma. ¿Qué tenemos que tener en cuenta?

El e-mail nos facilita el envío de curriculums, quizá ya no sea tan necesario coger el coche e ir puerta por puerta, de empresa a empresa, repartiendo curriculums y cartas de presentación. Ahora es tremendamente fácil llegar desde cualquier lugar a cualquier empresa de forma ágil y rápida. Sin embargo, muchas veces enviar nuestro curriculum a través del correo electrónico puede suponer una pérdida de tiempo, es decir, que nuestro curriculum no llegue a la empresa o que sea enviado a la papelera de reciclaje. ¿Qué factores tenemos que considerar?

  • Dirección de e-mail propia: si quieres que la empresa abra tu correo, procura que tu dirección sea seria. Lo mejor es que hagas una combinación con tu nombre y apellidos, por ejemplo: manuel-gonzalez@...
  • Dirección de e-mail de envío: no envíes tu curriculum a una dirección del tipo info@..., pues probablemente tu e-mail no llegará al departamento adecuado. Busca la dirección del departamento de recursos humanos en la web corporativa de la empresa y, si no la encuentras, contacta con la empresa en cuestión y pídesela.
  • Formato del curriculum en .pdf: si envías tu curriculum en otro formato (.doc, .docx, .otd…) corres el riesgo de que sea modificado o de que no pueda abrirse desde el ordenador que lo reciba porque no tenga el software adecuado.
  • Nombre del archivo: al igual que la dirección de e-mail tiene que dar una imagen de seriedad y, al mismo tiempo, ser lo suficientemente identificativo. La mejor opción es cv + tu nombre, por ejemplo: cv-manuelgonzález.pdf
  • Asunto: no cometas el error de enviar tu curriculum sin asunto, pues tendrás muchas probabilidades de que nadie lo abra. Procura que el asunto sea conciso y claro, señala en él el puesto u oferta a la que optas o tu especialidad + curriculum vitae. Por ejemplo: Diseñador/Curriculum Vitae.
  • Carta de presentación: no adjuntes el curriculum y envíes el e-mail sin más, preséntate en el cuerpo del correo. Haz una breve descripción de ti mismo y de tus habilidades como profesional y especifica por qué quieres trabajar en la empresa en cuestión.
  • Firma: no te olvides de incluir una firma con tus datos de contacto y los enlaces a tus redes sociales profesionales.

 

Y una vez que has enviado tu curriculum recuerda tener control sobre él y hacer un pequeño seguimiento. Guarda el contacto, la empresa, la fecha en la que enviaste el curriculum, el puesto al que optabas… Seguro que envías cientos de curriculums en un día, si después te llaman para una entrevista tienes que saber muy bien cuál ha sido el desencadenante de la llamada. Asimismo, configurar una pequeña lista de control puede servirte para actualizar tus curriculums cada cierto tiempo.

 

Imagen: liquene.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.