El pastel griego de Año Nuevo recibe el nombre de "Vasilopita".

En Grecia, resulta común celebrar el primer día del año acompañado con un gran pastel que recibe el nombre de Vasilopita o dulce de San Basilio. Este Santo es el equivalente Santa Claus y a los Reyes Magos; aunque trae los regalos a los niños griegos en la noche del 31 de diciembre. 

La vasilopita, que se elabora con harina, huevo, leche, azúcar, levadura y matequilla, es muy similar al “roscón de reyes español”, aunque sustituye la fruta confitada por unas almendras y una virutas de sésamo que se añaden en la capa superior del bizcocho. Otra similitud es la de incluir una sorpresa en su interior, que en Grecia suele ser una moneda. Y en la mañana del día 1 de enero, toda la familia se reúne alrededor de la mesa para repartir las porciones y esperar a ser el afortunado que encuentre la moneda, y tener así buena suerte durante todo el año.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.