El café se servirá después de haber terminado la comida. Además de café, hay que ofrecer infusiones como alternativa para las personas que no lo tomen

Se puede servir el café en la misma mesa, una vez que se haya limpiado y despejado el mantel, si el ambiente es de confianza. Pero si la comida es más formal se sirve en un lugar distinto, lo que permite que cada asistente se siente con la persona que más le interese conversar.

Hay que recordar que la cucharilla del café es sólo para removerlo y disolver el azúcar, y por supuesto, haciendo el menor ruido posible. Nunca se llevará la cucharilla a la boca. Al terminar de remover se deja en el plato, nunca dentro de la taza.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.