Cuando hablamos de dietas basadas en vegetales encontramos estas dos opciones, en torno a las cuales hay una gran confusión entre las personas ajenas a estos movimientos o aquellos que buscan iniciarse.

Partamos de la base que seguro que ya has deducido: el vegetarianismo y el veganismo no son los mismo. Empecemos por el vegetarianismo. Los vegetarianos no comen productos animales que ocasionen la muerte al animal (carne y pescado), no obstante, sí consumen productos animales que no producen la muerte al animal: leche y derivados, huevos y miel. Dentro del vegetarianismo, encontramos, asimismo, muchas variedades: desde los vegetarianos que sólo consumen vegetales y huevos (ovo-vegetarianos), hasta los que consumen lácteos, vegetales y huevos (ovolacto-vegetarianos), pasando por aquellos que llevan su filosofía un poco más allá y que, a pesar de que consumen productos de origen animal, sólo lo hacen de producción ecológica y de cría en libertad, pues rechazan la explotación animal en granjas.

Los veganos, sin embargo, no consumen ningún producto derivado del animal, ni los que producen la muerte del animal (carne y pescado), ni los que no lo hacen (lácteos, huevos y miel), pues rechazan todo tipo de explotación animal. Esta dieta es mucho más rígida, por lo tanto, que la dieta vegetariana, aunque una dieta vegana bien equilibrada, al igual que una vegetariana, puede proporcionar al cuerpo todos los nutrientes que necesita.

 

Imágenes: ginnerobot, Vegan Feast Catering

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.