El pan es el gran damnificado de las dietas de adelgazamiento, ¿es cierto que es contraproducente comer pan a la hora de perder peso?

Pues no, la obesidad y el sobrepeso no guardan ninguna relación con el pan, de hecho, este es  un alimento muy sano que debe forma parte, en su justa medida, de una dieta equilibrada, también cuando nuestro objetivo es adelgazar.

 

El pan es una fuente muy valiosa de hidratos de carbono, necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo, y no es perjudicial a la hora de perder peso. Y, por si no estás muy seguro de estas palabras, esta afirmación se basa en un estudio realizado por el Departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

En este estudio se analizaron los artículos sobre este tema publicados en los últimos treinta años y, según los datos recopilados, comer pan no contribuye al aumento de peso. Lo que sí aumenta el riesgo padecer obesidad son los panes fabricados a base de harinas refinadas, aceites y azúcares, como el pan del molde o el pan producto de bollería industrial (pan de Viena, panecillos de leche…), mientras que el pan tradicional no solo no influye en el aumento de peso, sino que contribuye a una alimentación equilibrada y aporta a nuestro organismo hidratos de carbono de calidad.

 

Imagen: paige_eliz.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.