No solo no engorda, sino que un consumo moderado de chocolate se asocia a un menor porcentaje de grasa corporal.

Un grupo de científicos de las facultades de Medicina y Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada, dirigidos por Magdalena Cuenca-García, han desmontado científicamente el mito popular de que el chocolate engorda.

 

 

 

Según el estudio, el chocolate, en dosis razonables, está relacionado un bajo nivel de los depósitos grasos totales y abdominales. La investigación fue realizada entre 1.458 adolescentes europeos, de entre 12 y 17 años de edad, a los que se midió la circunferencia de la cintura, el Índice de Masa Corporal, el porcentaje de grasa y otras variables.

Los resultados son reconfortantes para los amantes del chocolate: los adolescentes que consumían chocolate habitualmente presentaban menores niveles de grasa que los que no lo hacían y un IMC saludable, con independencia de su edad, sexo, consumo energético total diario, actividad física y consumo total diario de grasas saturadas, frutas, verduras, café o té.

 

Podemos pensar que lo que engorda del chocolate son los azúcares y grasas saturadas que se le añaden con los lácteos, pero precisamente el chocolate que fue utilizado para el estudio es el disponible en cualquier tienda.

 

Pero además de asociarse a bajos niveles de obesidad, el chocolate es antioxidante, antitrombótico y antiinflamatorio. Aunque, recordad, todo en exceso es perjudicial.

 

Imagen: EverJean.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.