Seguro que has escuchado más de una vez que el chocolate es responsable de la aparición de granitos, ¿es cierto?

Pues si eres amante del chocolate y sufres acné te traemos una buena noticia: el chocolate no produce acné, la creencia de que sí lo hace no es más que otro mito como muchos de los que existen en torno a la salud, la belleza y la nutrición. De hecho, no está demostrado científicamente que algún alimento por sí mismo provoque acné.

Y es que la principal causa del acné no está relacionada con la alimentación, sino con los desequilibrios hormonales. El acné es provocado por un aumento en los niveles de testosterona, de ahí que sea más frecuente durante la adolescencia y más severo en los hombres que en las mujeres. Este incremento en los niveles de testosterona hace que las glándulas sebáceas produzcan un exceso de sebo que tapona los poros del sudor, generando el temido acné.

 

No obstante, sí que la nutrición es importante para nuestra salud en general y, por lo tanto, también para nuestro correcto equilibrio hormonal. Así, una dieta saludable y equilibrada puede acabar influyendo en la reducción de la producción de sebo y, por lo tanto, en la reducción del acné.

 

Imagen: Jonh Loo.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.