McLaren en 2007 en medio de la batalla.

Una temporada que prometía, pero que se fue enturbiando poco a poco, hasta llegar a un triste final. La nueva temporada para McLaren empezaba con el anuncio de sus dos pilotos. Por un lado el bicampeón del mundo Fernando Alonso, y por el otro Lewis Hamilton, un joven piloto que venia de ganar la GP2 Series y respaldado desde los 13 por el equipo McLaren, y su jefe Ron Dennis.

Para empezar nada más arrancar con la nueva temporada, la escudería inglesa tenía la primera de la sorpresa no grata, todo empezaba por un caso de espionaje. Al parecer un empleado de Ferrari, supuestamente envió información confidencial al jefe de diseño de McLaren, por lo que la escudería inglesa fue descalificada para el campeonato de constructores, que no así el de sus dos pilotos, además tuvo que pagar cien millones de dólares de multa. Pero ésto, solo fue uno de los muchos problemas con los que se enfrentarían esta temporada. El otro problema estaba en la mala gestión del equipo para con sus dos pilotos, dando más un trato de favoritismo al novato Lewis, que a todo un bicampeón como Fernando.

Esto tan solo fue el comienzo de una temporada en la que lo mismo que el principio fue malo, el final fue aún peor. Carrera tras carrera, dentro y fuera del Box se palpaba cada vez más la tensión, el mal rollo y las polémicas se sucedían una tras otra.

Mamenf1

http://www.f1enestadopuro.com

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.