En comercio exterior, se conjugan muchos factores, pero un índice elevado de exportación nunca será positivo si no viene acompañado por un volumen correcto de importación. Analizamos la exportación Argentina en el siglo XXI.

En el año 2000, un importante número de animales aparecieron muertos cerca de la frontera paraguaya a causa de una grave enfermedad. Este hecho supuso un duro golpe para la economía argentina. Ya en 2002, el volumen ascendía a 26.542,20 millones de dólares, pero la situación económica se desestabilizó por la devaluación del peso argentino.

A partir de 2003, las importaciones volvían a recuperarse, las empresas y particulares comenzaban a comprar más. Hasta finales de la década, las exportaciones subían de manera acentuada pero, paralelamente, los precios del mercado interno de la carne y otros productos seguían inflándose.

En 2008, se produce el famoso récord en las exportaciones argentinas, con un total de 70.018,20 millones de dólares. Un dato que supuso una subida del 27% respecto al año anterior, y una subida del 28% en las importaciones. Pero los precios aumentaron un 26%, y existía una importante descompensación respecto a los distintos agentes privados y públicos, del mercado minorista y mayorista del país.

Algunos expertos apuestan por adoptar medidas proteccionistas para apoyar al mercado interno, evitando sanciones por parte del resto de países implicados y estudiando pormenorizadamente la introducción de productos externos que ya se elaboran en el propio país, para así favorecer la economía local.

Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.