Si estas pensando en comprarte una cámara réflex o ya la tienes, seguro que has leído este término en las especificaciones técnicas de algunas cámara, ¿a qué se refiere?

El término full-frame hace referencia al sensor de la cámara, podríamos traducirlo como fotograma completo, pero vamos a profundizar más en este concepto.

 

Las cámaras con sensor full-frame cuentan con el sensor más grande de toda la gama digital. El tamaño de este sensor equivale a las dimensiones de la película de las cámaras réflex analógicas, los famosos 35 mm.

 

Como puedes deducir, un mayor tamaño del sensor trae aparejada una mayor calidad fotográfica, de ahí que las cámaras full-frame suelan utilizarse a nivel profesional. Pero no solo eso, en una cámara full-frame, como su nombre indica, se aprovecha el 100% del encuadre del objetivo, mientras que en cámaras con sensores más pequeños se produce un recorte. Es decir, en una cámara full-frame un gran angular es realmente un gran angular.

 

Asimismo, en una cámara con sensor full-frame el tamaño de los píxeles es también mayor que en otros sensores, por lo que el fotógrafo puede apurar más las sensibilidades ISO en condiciones de luz escasa obteniendo una menor cantidad de ruido.

 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.