Una buena colocación y distribución del peso al practicar el ballet clásico favorecerá el movimiento y reforzará la técnica en todas las transferencias del peso.

Una buena distribución del peso del cuerpo es muy importante para el equilibrio y una buena movilidad de un bailarín de ballet clásico.

En la posición a pie plano el peso debe distribuirse entre la parte delantera del pie (los cinco dedos) y la parte delantera del talón (en vez de la parte trasera de éste). De esta manera el cuerpo estará en una postura más alerta gracias a los isquiotibiales y a los gemelos que se contraen para mantener el equilibrio.

Tanto si estamos sobre los dos pies, sobre uno o sobre relevé, el bailarín debe tener el peso del cuerpo ligeramente sobre los dedos. En el caso de relevé, el peso debe centrarse verticalmente entre el segundo y el tercer metatarsiano para prevenir que el peso se traslade o hacia el dedo gordo o hacia el dedo meñique.

 

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.