Los frenos en la Fórmula 1 son parecidos a los coches de calle.

La función es la misma, detener el movimiento de un coche. En el caso de un Fórmula 1 el sistema es igual pero el material diferente, ya que las exigencias por la diferencia de las velocidades de un Fórmula 1 no es la misma que un coche de calle.

El Fórmula 1, utiliza disco de freno, pero en este caso el material del que está hecho es de fibra de carbono. El disco gira al mismo tiempo que la rueda y, en la frenada, actúa comprimiendo una pastilla de freno que, también son de carbono, van sujetas a una pinza de freno hidráulica. Con la velocidad que coge un Fórmula 1, el disco gira igualmente rápido, lo que hace que en el momento de la frenada alcance temperatura muy elevada, es por ello que para evitar que cualquier material se funda, están hechos con fibra de carbono, capaces de soportar altas temperaturas sin llegar a fundirse.

Estos discos, cuando hay frenadas muy fuertes, llegan a ponerse incandescente. Esto es lo que hace el famoso efecto de ver las ruedas de los monoplazas emitiendo luces de tonalidades, que van desde la amarilla, pasando por la naranja y cuando la frenada es brutal llegan al color rojo.

Mamenf1

http://www.f1enestadopuro.com

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.