Marianela Boan, como coreógrafa de la Danza Nacional de Cuba, tiene en el dominio de todos los recursos corporales, una de sus características más personales.

Directora de la compañía Danza Abierta, su trabajo creativo tiene como parte fundamental la danza teatro, con un estilo muy propio que sugiere disímiles niveles de imagen, además de un preciso dominio de la voz, la actuación y el desnudo como recursos expresivos.

Sus obras son muy dadas a reflejar los conflictos sociales, donde el humor y la gestualidad entran a jugar un papel fundamental.

Está considerada como una de las coreógrafas más vanguardistas de la danza contemporánea cubana.

Las principales obras de su repertorio son:

  • Antígona
  • La Gaviota
  • Locomoción
  • El árbol y el camino
  • El pez de la torre nada en el asfalto.
1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.