¿Hasta cuánto te dejas influir por tu entorno?

El síndrome de Solomon es un trastorno psicológico que fue propuesto por el psicólogo estadounidense Solomon Asch en 1951, basándose en un experimento sobre la conducta humana.

 

Asch consiguió una muestra de 123 voluntarios para su experimento, 123 estudiantes que participarían en una prueba muy simple pero reveladora del comportamiento humano. En un aula, Asch reunió un grupo de siete alumnos, que se pondrían de acuerdo con él para engañar a sus compañeros. En el experimento entraría un octavo alumno, que sería el evaluado.

 

Asch, haciéndose pasar por oculista, enseñaba a los alumnos un panel con tres líneas verticales de diferentes longitudes y, un poco más distanciada, una cuarta, que medía lo mismo que la primera. Asch pedía a los alumnos que observaran el panel y qué le dijesen qué línea era igual que la cuarta. El último en responder era el alumno que no estaba al tanto del engaño. Sus otros siete compañeros daban de forma unánime una respuesta incorrecta y, el evaluado, sólo en un 25% de las ocasiones contestaba bien.

 Este experimento pone de manifiesto el miedo a ser la oveja negra, el elemento discordante de un grupo. Nuestra libertad queda condicionada por nuestro entorno social y, cuando la persona actúa poniéndose obstáculos a sí misma para no sobresalir del entorno, hablamos de síndrome de Solomon.

 

Imagen: tanakawho

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.