El hombre de la máscara de hierro es un misterioso personaje francés, encarcelado en la prisión de la Bastilla durante el reinado de Luis XIV. Numerosas leyendas giran a su alrededor, ¿quieres saber quién era realmente?

La primera referencia a la existencia del hombre de la máscara de hierro la encontramos en la obra El siglo de Luis XIV, del filósofo Voltaire, quien, estando preso en la Bastilla, recopiló las historias que narraban los presos más veteranos sobre un hombre con una máscara de hierro. Según contaban, este hombre era joven, alto, hermoso y obediente, con gusto por los vestidos finos de encajes y la música, pues tocaba la guitarra. No se conocía ni su nombre  ni su delito y en las prisiones no se le negaba nada de lo que pedía. Era alimentado por un sordomudo con las mejores cenas y tenía prohibido el contacto con el personal de la prisión. Supuestamente murió en 1703 y fue enterrado en el cementerio de San Pablo, en París, con el seudónimo de Marchiali,  pero su nombre real y su delito eran secretos de Estado.

Alejandro Dumas, en el siglo XIX, hace referencia al hombre de la máscara de hierro en su obra El vizconde de Bragelonne, y apunta a que seguramente este hombre fuera un hermano de Luis XIV, nacido gemelo o de las relaciones extramatrimoniales entre Ana de Austria y el duque de Buckingham.

 

En los registros preservados en la Bastilla hay informes sobre un hombre misterioso, preso durante décadas. Su custodio era Benigno de Saint-Mars, gobernador penitenciario de Pignerol y que sería trasladado a la Bastilla en 1698. Cuando fue nombrado gobernador de la Bastilla, Benigno de Saint-Mars llevaba dos prisioneros consigo, uno de ellos, el hombre de la máscara de hierro.

 

Existen diez posibles identidades para este personaje, pero puede que la más acertada sea la que se deriva de la investigación de Etienne Bazeries, un criptógrafo militar que en 1890 recibió unas cartas codificadas de la mano de Louis Gendron. Después de tres años, Bazeries descifró algunos mensajes y uno de ellos hablaba de la probable identidad del hombre de la máscara de hierro: Vivien de Bulonde, un general del ejército de Luis XIV. Una de las cartas hablaba sobre su delito: en el sitio de Cuneo, De Bulonde estaba preocupado por la llegada de las tropas enemigas desde Austria y ordenó una apresurada retirada, dejado tras de sí municiones y hombres heridos. Luis XIV, furioso, ordenó que a De Bulonde "[...]se lo conduzca a la fortaleza de Pignerole, donde debe ser encerrado en una celda y custodiado en la noche, y se le permitirá caminar por las almenas durante el día con una máscara puesta [...]".

 

Imagen: Prosopee.

 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.