En Italia, la noche del 5 de enero, la encargada de repartir los regalos es la Bruja Befana.

En Italia, los encargados de entregar a los niños los regalos el día 5 de enero no son los Reyes Magos, sino una figura denominada la Bruja Befana; que está relacionada con la festividad de la Epifanía en la que se conmemora la presencia terrenal del hijo de Dios.

Aunque existen múltiples versiones, se afirma que esta bruja comenzó a desempeñar esta función tras encontrarse con los Reyes Magos en el trayecto para visitar al niño Jesús, y seguirlos en busca del pequeño al que entregar sus dulces. Así, la leyenda cuenta que, sabiendo qué niños se han portado bien o mal, la bruja entra en las casas a través de la cerradura o de la chimenea montada en su vieja escoba para dejar a los niños los regalos, las golosinas o el carbón dulce. Generalmente, su caracterización consiste en una anciana vestida de color negro que, muy sonriente, porta una cesta y una escoba mágica. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.