El Papillón es un perro de compañía y salón, activo, alegre y habitual en concursos de belleza canina.

El Papillón es un perro de compañía y de salón de origen incierto. En cuadros franceses, belgas e italianos, de entre los siglos XIII y XVI, aparecen ejemplares de esta raza, que fue la favorita de muchos miembros de la nobleza y realeza europeas de la época.

El Papillón,  Épagneul Papillón o Épagneul Enano, es un perro de mediano tamaño, puede alcanzar los 28 cms de altura y pesar 5 kgs de peso. Posee una larga cola y emplumada, parecida a la de las ardillas. Las patas son delgadas, el hocico largo y el pelaje es abundante y sedoso.

Fue la reina María Antonieta quien bautizó a estos simpáticos canes. Poseía un perro de esta raza, al que llamaba “le petit papillon” (la pequeña mariposa).

El estándar de la raza Papillón admite gran variedad de colores, aunque predominan los ejemplares de color blanco con manchas negras o marrones. Requieren cepillados semanales, debido al poblado pelaje. Los “Papillón” son animales enérgicos, grandes saltadores y muy juguetones.

Respecto al temperamento, destaca el carácter obediente y complaciente de estos perros de compañía. Les caracteriza, también, su viveza y alegría constantes. Son mimosos y emocionalmente estables, por lo que se adaptan fácilmente a los cambios de hogar o dueño.

Los “Papillon” son habituales de los concursos de belleza canina. Son, especialmente, longevos. Se conoce la existencia de ejemplares, que han llegado a vivir dieciocho años.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.