El perro Pomerania es un animal afable y vivaz. Posee un pelo largo y tieso, que necesita cepillados y lavados periódicos.

El perro Pomerania recibe el nombre de un antiguo ducado europeo, situado a orillas del Mar Báltico, entre Alemania y Polonia. Es la más diminuta de las variedades Spitz, los perros de compañía más antiguos que se conocen.

Los “pomerania” son pequeños animales, que no superan los 22 cms de altura ni los 3,5 kgs de peso. Se caracterizan por su largo y tieso pelo, que puede ser negro, gris, naranja o crema. Poseen, además, un denso subpelo. La cola se encuentra enroscada sobre la grupa.

Son perros afables, vivaces e inteligentes. Carecen de agresividad, aunque pueden mostrarse apáticos y distantes con desconocidos. Son excelentes animales de compañía y amigos de los más pequeños de la casa. La curiosidad constante es un característico rasgo de los “pomerania”, además de su valentía y atrevimiento.

Al “pomerania” debemos cepillarle con asiduidad. Debe recibir, al menos, un baño seco a la semana. Entre las enfermedades más usuales en la raza, destaca la luxación de rótula.  Otras patologías menos frecuentes son: displasia de cadera, colapso de tráquea o algunas enfermedades cardíacas.

En definitiva, estamos ante un perro de pequeño tamaño y bello pelaje, excelente mascota y de fácil adaptación al hogar. No obstante, el ladrido de estos canes, estridente y repetitivo, puede convertirse en un grave problema si no actuamos desde cachorros.

 

 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.