El cuscús es una sémola de trigo que podemos encontrar en cualquier supermercado. Como ya viene precocida, su preparación es muy sencilla.

Hervimos agua según la cantidad de sémola que vayamos a preparar. Lo normal es utilizar la misma cantidad de agua que de sémola y un poquito más, aunque lo mejor es guiarse por las instrucciones del paquete, ya que hay diferentes tipos de cuscús.

Colocamos el cuscús en una fuente, puede ser la misma en la que vayamos a servirlo, pero es importante que aguante el calor, ya que vamos a echar el agua hirviendo. Tapamos con un paño o con papel film y dejamos reposar unos 15 minutos.

Mientras se hace el cuscús, cortamos en dados pimiento rojo, pimiento verde, cebolleta y tomate sin piel.

Destapamos el cuscús y movemos para soltar los granos. Mezclamos con las verduras, salamos y aderezamos con limón y aceite de oliva.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.