O cómo hacer una receta de fondue si no disponemos del utensilio adecuado.

Si queremos hacer una fondue de queso, pero no tenemos el recipiente para hacerla, es decir, no tenemos una fondue, podemos recurrir al horno.

Necesitamos un queso Camembert entero, que no tenga la piel rota por ningún sitio, para que no se nos salga el queso.

Colocamos el queso en una bandeja de horno y lo rociamos con un poco de aceite de oliva, miel y tomillo. Lo metemos en el horno precalentado a 200 grados de 10 a 15 minutos, o cuando veamos que el queso está a punto de salirse de la piel.

Lo sacamos del horno y lo colocamos en una fuente de servir. Podemos acompañarlo de rebanadas de pan, tomates cherry, palitos de zanahoria, …

Otra forma de tomar esta fondue es acompañándola de  unos palitos de manzana o pera y unos higos cortados. En este caso rociaremos el queso sólo con la miel y con unos frutos secos troceados antes de meterlo en el horno.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.