Esta receta es ideal para disfrutar de esta deliciosa fruta de verano de una forma diferente y muy refrescante.

Cuando el calor aprieta no hay nada mejor que disfrutar de un buen helado, y más si es casero, pues estamos controlado al 100% los ingredientes utilizados y además de satisfacer a nuestro paladar y refrescarnos, este tipo de helados puede ser muy nutritivo y saludable. Este es el caso del helado que te traemos en este manual: helado de melón. Y, además, no puede ser más sencillo de preparar.

 

Ingredientes

- 2 yogures naturales

- 4 cucharadas soperas de miel

- 800 g. de melón

 

Preparación

1. Pela y limpia el melón de todas las semillas. Córtalo en trozos menudos y échalos al recipiente que vayas a utilizar para batir. No importa si utilizas una batidora de vaso o de mano, ambas son válidas.

2. Añade al melón las 4 cucharadas de miel y los dos yogures.

3. Bate todo muy bien hasta que quede una sopa densa y sin grumos.

4. Echa la mezcla en la máquina heladora y sigue las instrucciones del fabricante. Si no tienes heladora, mira el paso siguiente.

5. Pon la mezcla en un recipiente metálico y mételo en el congelador. Cuando haya pasado media hora, sácalo y bate bien con unas varillas (manuales o eléctricas) para deshacer los cristales de hielo. Repite esta operación 6 veces más.

6. Deja el helado al menos 2 horas más en el congelador y sirve. Puedes decorarlo con unas hojas de hierbabuena, frutas rojas, sirope de caramelo... Apetecible, ¿verdad?

 

Imagen: Emily Barney.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.