Cualquier excusa es buena para disfrutar con los más pequeños en la cocina, ¿os hacen unos polos de plátano y chocolate?

Estos polos son muy sencillos de hacer y pueden ser el plan perfecto para una tarde de sábado con niños, sobre todo cuando el calor aprieta. Y lo mejor de todo: son deliciosos y gustarán tanto a grandes como a pequeños. ¿A qué esperas para prepararlos?

 

 

 

Ingredientes (para 12 polos)

- 4 plátanos grandes y firmes.

- 300 g. de chocolate especial para fundir.

- 60 ml. de aceite de girasol.

- Galletas machacadas, confeti, coco rallado... Toppings variados para decorar.

- Palos de brocheta o especial para polos.

 

Preparación

1. Pela los plátanos y límpialo de los posibles filamentos. Trocéalos en tres partes cada uno e insértales el palo, atravesándolos solo hasta la mitad.

2. Coloca los polos en un bandeja cubierta con papel de aluminio y mételos en el congelador 15 min.

3. Mientras tanto, trocea el chocolate en un recipiente apto para microondas y añádele el aceite. Introdúcelo en el microondas, en el modo descongelar, hasta que esté fundido, sacándolo y removiéndolo cada minuto al principio y cada medio minuto cuando esté casi hecho. Cuidado en este paso, porque el chocolate se quema con mucha facilidad.

4. Pon los toppings que hayáis elegido en pequeños recipientes y disponlos para empezar a trabajar en la parte divertida.

5. Saca los plátanos y, de uno en uno, báñalos en chocolate y rápidamente rebózalos en el topping elegido. Ve colocándolos de nuevo en la bandeja y continua hasta terminar con todos los plátanos.

6. Devuélvelos al congelador y cuando estén secos, cúbrelos con papel de aluminio para evitar que cojan malos olores o mételos en un recipiente hermético. Déjalos en el congelador un mínimo de dos horas más y ¡a disfrutar!

 

Imagen: Christaface.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.