Una receta deliciosa y sencilla para sorprender en Semana Santa.

Semana Santa y otras fiestas tradicionales son épocas del año ideales para preparar en casa los platos típicos de estas fechas, recetas caseras, con ingredientes sencillos, que harán las delicias de toda la familia.

 

 

 

 

Ingredientes para buñuelos de bacalao

- 300 g. de bacalao desalado

- 2 dientes de ajo

- 1 cebolla

- Perejil fresco al gusto

- 200 g. de harina común

- 3 huevos

- 150 g. de mantequilla

- 300 ml. de agua

- 2 cucharaditas de levadura química

- Aceite de oliva virgen para freír

 

Preparación de buñuelos de bacalao

1. Pica en brunoise la cebolla y el ajo y demisga el bacalao con las manos, asegurándote de no quedar ninguna espina.

2. Pocha la cebolla y el ajo en un cazo con un poco de aceite de oliva virgen a fuego suave. Cuando la cebolla esté transparente, añade el bacalao y sube el fuego a alto durante un minuto, removiendo bien para que la masa se despegue de las pareces del cazo. Retira del fuego y añade el perejil fresco bien picado.

3. En un bol, tamiza la harina ayudándote de un colador, con la levadura.

4. Pon otro cazo a fuego medio con el agua y la mantequilla y espera a que hierva. Retira el cazo de fuego y remueve la mezcla con una espátula hasta que la mantequilla se funda totalmente y la mezcla quede bien integrada.

5. Añade a la mezcla de mantequilla y agua el harina que has tamizado previamente y devuelve el cazo al fuego. Remueve bien con una espátula hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos. Cuando la masa se despegue bien de las paredes, retira el cazo del fuego y deja templar la masa unos minutos.

6. Añade a la masa de harina los huevos de uno en uno, integrando bien en cada ocasión. Como resultado, obtendremos una masa suave y brillante.

7. Añade a esta masa la mezcla de bacalao y remueve cuidadosamente hasta que todo quede bien integrado. Deja reposar media hora.

8. Pon a fuego medio una sartén con abundante aceite de oliva virgen. Con la ayuda de dos cucharillas, ve formando bolitas de masa y ve friendo los buñuelos. Es importante que el aceite esté caliente, pues de lo contrario, los buñuelos se nos irán al fondo de la sartén y no flotarán.

9. Cuando estén dorados, sácalos y ponlos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y ¡a disfrutar ahora que todavía están bien calentitos y crujientes!

 

Imagen: JC i Núria

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.