Los crêpes son el postre estrella de la gastronomía francesa, una exquisitez muy rápida y sencilla de preparar.

Los crêpes son una especie de tortilla a base de huevos, harina, leche y mantequilla, que pueden tomarse tanto en versión dulce como salada. La preparación es muy sencilla y rápida, ¡no esperes más para disfrutar de esta deliciosa receta!

 

 

 

Ingredientes

250 g. (dos tazas*) de harina

4 huevos

1 cucharada de extracto de vainilla o de azúcar vainillado (opcional)

500 ml. (dos tazas) de leche entera

50 g. de mantequilla

Una pizca de sal

 

*Una taza = 250 ml.

 

Elaboración

1. Derrite la mantequilla en el microondas, en modo descongelar, sacándola y removiéndola cada minuto para evitar que se queme.

2. Dispón en un bol los huevos, la leche, la mantequilla derretida y el extracto o el azúcar si decides utilizarlo. Mézclalo todo con unas varillas hasta que quede bien integrado.

3. Añade la harina tamizada y la pizca de sal. Vuelve a batir hasta que quede una masa uniforme y sin grumos.

4. Deja reposar la masa en la nevera durante una hora.

5. Calienta una sartén antiadherente con una pizca de mantequilla, remueve la masa y ve depositando porciones de la misma con un cazo en la sartén. Con un movimiento circular, extiende la masa por toda la superficie de la sartén.

6. Cocina el crêpe a una temperatura media-alta. Cuando veas que se empieza a despegar por los bordes y que burbujea, dale la vuelta y cocina un par de minutos más por la otra cara.

7. Procede de la misma forma con el resto de la masa.

8. Sirve acompañados de lo que te apetezca, en versión dulce con nata montada, chocolate fundido, rodajas de plátano, mermeladas… o en versión salada con jamón y queso, mozzarella y tomate frito, espinacas y bechamel… ¡Imaginación al poder!

 

Imagen: kellybufete.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.