Las obras más importantes de Tomás Luis de victoria son varios libros de Motecta (Venecia 1572, Roma 1583 y Milán 1589) y, por supuesto, su Officium Defunctorum (Madrid 1605).

Tomás Luis de Victoria (1548-1611) nació en Ávila, donde empezó su carrera como cantor de coro en la catedral de esta ciudad y donde permanecería hasta los dieciocho años. Hacia 1567, fue enviado al Collegium Germanicum (colegio alemán) gestionado por los jesuitas en Roma, para ampliar su educación. Es muy probable que tuviera la oportunidad de recibir clases de Palestrina, que era maestro de capilla e instructor de canto y música del cercano Seminario Romano. En 1571 es contratado como profesor y ese mismo año sucede a Palestrina como maestro de capilla en el Seminario Romano. En 1595 regresó definitivamente a España, donde sirvió a la emperatriz María como sacerdote-organista en Madrid.

Su obra musical fue eminentemente religiosa y fue el más importante de los primeros maestros que pusieron música a la nueva liturgia renovada, surgida tras el Concilio de Trento.

Sus obras más importantes son varios libros de Motecta (Venecia 1572, Roma 1583 y Milán 1589) y, por supuesto, su Officium Defunctorum (Madrid 1605). Esta última obra fue compuesta inicialmente para las exequias de la emperatriz María. Retocada y publicada posteriormente con motivo de las exequias de la infanta Margarita, hija de la Emperatriz. Es probablemente la obra musical escrita en España que más ha influido en la música universal. Su particular estética se hace sentir en casi toda la música religiosa católica del barroco. 

3

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.