Las 24 horeas de Le Mans en 1955 supuso la muerte de un piloto y 82 espectadores.

El día 11 de junio de 1955 es un día negro para el mundo del automovilismo. Se celebraba las 24 horas de Le Mans en el circuito de la Sarthe, cerca de Le Mans, durante la misma se produjo un accidente. El piloto Pierre Levegh falleció pero no fue el único ya que 82 espectadores allí presentes perdieron la vida también.

El 11 de junio a las seis y media de la tarde, durante la celebración de la carrera, el piloto británico Lance Macklin a bordo de un Austin Haeley, de repente decide entrar a los boxes haciendo una frenada y cambio brusco, sin ver que justo detrás venían a toda velocidad dos Mercedes, conducidos por el francés Pierre Levegh y por el piloto argentino Juan Manuel Fangio. Levegh viendo venir el accidente lo último que hizo fue advertir a su compañero Fangio, para después chocar contra el Austin de Lance a más de 200 kilómetros por hora. Literalmente el Mercedes voló explotando sobre las tribunas llenas de espectadores, el monoplaza se desintegró, el motor y el resto de sus piezas dejaron tras de sí un gran número de muertos, incluyendo el propio piloto que quedó tendido sobre la pista.

Los organizadores de la prueba continuaron con la misma, inconscientes de la gravedad del momento y, mientras, las ambulancias no daban a basto. Llegada la noche, y una vez que se da a conocer el alcance de la tragedia, el equipo Mercedes Benz decide retirarse, orden dada por la sede central. Esta retirada de Mercedes duró hasta el año 1987. A raíz de ese día países como Francia y después Alemania, España y Suiza se retiran de la celebración de los Grandes Premios, para evitar que se repita esta tragedia, que conmocionó al mundo.

Después se empezó a trabajar más por la seguridad del piloto, introduciendo los cascos y el cinturón de seguridad, entre otros. Con estos cambios, poco a poco de nuevo se fueron incorporando los países a la celebración de las carreras. Un segundo accidente, el del piloto brasileño Ayrton Senna, volvió a dejar en entredicho la seguridad tanto del piloto como del circuito. Una vez más, hizo falta otra muerte para comenzar a trabajar aún más por la seguridad de este deporte. En la actualidad es muy difícil ver sucesos tan trágicos, dado el enorme despliegue y la cantidad de normas nuevas que hay, todas por y para aumentar la seguridad de este deporte.

Mamenf1

http://www.f1enestadopuro.com

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.