Estás en Internet, prueba a buscar el nombre de tu negocio o el tuyo propio en Google: aparecerán múltiples páginas en las que se habla de ti, de tus productos, de tus servicios o de tu empresa, ¿cómo puedes controlar toda esa información?

Hoy día cualquiera puede escribir sobre ti o sobre tu marca en redes sociales, blogs y otras tantas webs, y es imprescindible que sepamos que han hablado de nosotros siempre que lo hagan, con la mayor prontitud posible. Y es que todas esas opiniones positivas y negativas construirán nuestra reputación online, es decir, no solo importa lo que nosotros digamos sobre nosotros mismos, lo que queramos transmitir, sino que muchas veces los comentarios de terceros tienen más peso que todos nuestros esfuerzos.

Se antoja imprescindible la supervisión regular de nuestra reputación online, una mala reputación online en muchas ocasiones puede llevar al fracaso a un negocio fuerte. A esta tarea puede ayudarnos Google Alerts, pero esta no es la única herramienta con la que contamos para gestionar nuestra reputación online, a continuación te hablamos de otras cuatro herramientas imprescindibles:

 

User Name Check

Para registrar el nombre de tu marca y asegurarte de que solo tú puedes hacer uso de él.

 

Google Plus

Muchas veces dejamos de lado Google+ cuando planteamos una estrategia de Social Media y, sin embargo, la red social de Google tiene un potencial importante, pues es accesible para cualquier persona que disponga de cuenta Gmail. Cualquier consumidor de tu producto o servicio puede clasificarte, recomendarte y opinar sobre tu marca.

 

Monitor This

Para seguir las menciones de tu marca, todas las menciones sobre tu negocio en cualquier sito de la red te serán notificadas.

 

Trip Advisor

Para averiguar qué dicen sobre tu empresa, muchas personas comparten sus experiencias no solo en hoteles y restaurantes, sino también en tiendas de telefonía, agencias de viajes, aseguradoras…

 

Y ahora que cuentas con toda esa información no te quedes en almacenarla y contemplar cómo se hunde tu negocio si tu reputación es mala: actúa. Supervisar tu reputación online te servirá para localizar tus fortalezas y tus deficiencias: potencia las primeras y mejora las segundas. Esta es la fórmula del éxito.

 

Imagen: Tim J Keegan.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.