Para que un bailarín profesional o un joven estudiante no se lesione, existen varios factores que se deben evitar y otros que se deben favorecer.

Para los más pequeños es importante enseñarles la técnica correcta de cada movimiento que hacen dentro de la clase de danza y que, además, aprendan a interiorizar el trabajo muscular de cada parte del cuerpo.

Para reducir el riego de lesiones y que la práctica de la danza resulte una experiencia divertida y sana será necesario que se adquieran hábitos saludables desde una edad temprana, controlando la alimentación y la forma física. Los bailarines profesionales siempre corren el riesgo de sufrir una lesión y muchas vidas laborales terminan antes de tiempo o se ven mermadas debido a las lesiones.

Algunas de las causas que provocan lesiones en los bailarines profesionales son las siguientes:

•    Fatiga muscular.

•    Falta de concentración.

•    Técnica defectuosa.

•    Mal acondicionamiento de las clases de danza.

•    Calentamiento insuficiente.

•    Falta de forma física: falta de forma física del sistema cardiovascular, falta de fuerza y flexibilidad.

•    Una alimentación pobre.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.