La escoliosis es una curva lateral perceptible de una parte de la columna dorsal y, a menudo, suele ocurrir que el área afectada posee una movilidad reducida.

Una escoliosis leve puede corregirse mediante ejercicios de movilidad y fortalecimiento, por esta cuestión muchos traumatólogos suelen recomendar practicar el ballet para corregir la postura, mientras que si el caso es más grave se debería consultar a un traumatólogo para decidir qué es lo mejor para el niño.

En los casos graves, no se recomienda ejercer la danza profesionalmente, ya que existen problemas adicionales como la inclinación pélvica, la diferencia de altura en los hombros, la dificultad para distribuir el peso y los consiguientes desequilibrios musculares, que probablemente provocarán lesiones. En cualquier caso, es importante asegurarse de que la cintura escapular esté equilibrada y que el estudiante aprenda a sentir cuándo el equilibrio es correcto.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.