Para que una empresa funcione no solo necesitamos una buena idea y una buena estrategia, sino también un gran equipo.

Seguro que te viene a la mente algún proyecto empresarial que lo tenía todo para triunfar pero que, sin embargo, fracasó. ¿Por qué? Pues probablemente porque no contaba con el equipo humano adecuado.

 

El último engranaje de toda estrategia empresarial son las personas, si fracasa esta parte, el proyecto también lo hará. Por lo tanto, si tienes un proyecto empresarial en marcha, asegúrate de rodearte de los mejores y más competentes y evitar a las personas tóxicas, aquellas que atraen al resto de sus compañeros hacia sus malas prácticas.

 

Y ¿qué personas necesito en mi empresa? 

Fundamentalmente cinco, claves para tu proyecto:

 

  • Líder: aunque tú seas el jefe puede que no seas el líder de la empresa, aún así, tienes que asegurarte de aliarte con el líder. Este es alguien que conduce al grupo para lograr el objetivo común de la estrategia empresarial, que tiene la capacidad de resolver problemas, ser respetado y planear el camino óptimo para llegar a la meta.
  • Exigente: que cuestione cualquier decisión y sepa predecir posibles errores, que obligue a replantearnos las estrategias y a atar bien todos los cabos antes de lanzarnos a poner en marcha una acción.
  • Optimista: que transmita alegría a su paso y sepa resolver los conflictos con una sonrisa.
  • Sociable: que sea elocuente y extrovertido y, además, disponga de una amplia red de contactos.
  • Entusiasta: que confíe plenamente en el potencial del proyecto y tenga ilusión por él, pues será capaz de animar al grupo ante las adversidades que se presenten.

 

Estas cinco personas serán imprescindibles para alcanzar el éxito, los conductores de nuestra estrategia empresarial.

 

Imagen: Victor1558.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.