A la hora de emprender un proyecto no sólo necesitamos habilidades, conocimientos y dinero, sino también valores y aptitudes empresariales. ¿Quieres saber cuáles son?

  • Capital: no hay que pensar exclusivamente en el dinero, toda empresa necesita capitales de muy diversa índole, por ejemplo, intelectual o humano.
  • ROI: tienes que proponerte objetivos de Retorno de la Inversión y no actuar instintivamente y malgastando recursos. Es fundamental que un emprendedor sea inteligente desde el punto de vista financiero para poder convertir rápidamente su idea en un proyecto rentable.
  • Compromiso: es imprescindible que seas capaz de cumplir todos los objetivos que te propongas y todas las promesas que hagas a los demás.
  • Estrategia: si quieres ser empresario, desarrolla una mente estratega que te ayudará, no sólo en el ámbito fiscal y contable, sino en todas las esferas de la empresa, desde la logística hasta el marketing.
  • Responsabilidad: tienes que saber afrontar las consecuencias que tienen tus elecciones y tus acciones.
  • Pasión: emprendedor y apatía no son compatibles.
  • Aptitud: debes ser experto en tu campo, en el producto o servicio que vas a comercializar.
  • Innovación: no sólo en el producto o servicio que vayas a ofrecer, sino también en tu forma de gestionar tus recursos, en los canales de distribución, en el ámbito del marketing… Piensa en tu target, en una de sus necesidades que no esté resuelta o que ya lo esté y busca una solución original. 
0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.