“Nadie nace sabiéndolo todo”, los emprendedores tampoco, la mejor receta para avanzar: aprender de tus errores.

A la hora de emprender un negocio es muy habitual cometer una serie de errores, que, en su mayoría, se repiten en diferentes negocios y empresas emergentes. Estos errores pueden llevar a una idea prodigiosa al fracaso si no sabemos reconducirlos y ponerle solución, ¿cuáles son?

 

  • Sueldos excesivamente altos: parece que muchas veces ideamos un negocio con la premisa de conseguir mucho dinero rápido, pero esta no es la fórmula para triunfar, si nos marcamos un salario demasiado alto, agotaremos rápidamente nuestras reservas de capital. Al principio ganarás poco, incluso puede que no ganes nada o que tengas pérdidas, la constancia es la clave para conseguir beneficios a largo plazo.
  • Escasas aportaciones de capital: tanto si somos un profesional independiente como si somos una empresa en la que invierten promotores, hemos de asumir que nuestro negocio necesita dinero para arrancar, que no puede surgir de la nada. Si no le aportamos el capital necesario, será imposible que salga adelante. Antes de embarcarnos en poner en marcha nuestro negocio, tendremos que hacer un plan riguroso del coste que va a tener y asegurarnos de que podemos cumplirlo, ajustándolo si es necesario.
  • Poca dedicación: otra de las ideas preconcebidas que solemos tener cuando pensamos en emprendedores es que “trabajan poco” o que “no le dedican más de ocho horas al día”. Estas son afirmaciones completamente erróneas, cuando decides montar un negocio, asume que absorberá buena parte de tu tiempo, sobre todo en sus inicios.
  • Ausencia de responsabilidad: especialmente si se trata de un negocio emprendido entre dos o más personas. Es importantísimo definir la responsabilidad de cada uno en la empresa, o acabaremos con vacíos sustanciales en algún área.
  • Falta de confianza: la confianza es el principal valor de un emprendedor. Si no confías en ti mismo y en tu negocio, no te embarques en gastos de tiempo y dinero hasta que lo hagas. Para vender tu producto o servicio tienes que mostrarte convincente y la autoconfianza es tu principal herramienta a la hora de negociar.
  • Falta de compromiso: emprender un negocio será uno de los pasos más importantes que des en tu vida, es un camino largo y no falto de obstáculos, por ello el compromiso con tu objetivo es fundamental para que llegues a conseguir tu meta.
  • Desconocimiento de las leyes y obligaciones fiscales: antes de emprender asesórate muy bien de todos los pasos legales a seguir, así como de tus derechos y obligaciones.

 

¿Y si ya he emprendido mi negocio y he cometido alguno de estos errores? No te rindas, búscales solución y aprende de ellos. ¡Este es el camino del éxito!

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.