Linkedin es la herramienta perfecta para que profesionales y empresas se creen una marca. Sin embargo, a la hora de hacerla, no sabemos muchas veces qué contenido incluir en ella o cómo estructurarlo.

Todos sabemos que como profesionales o como empresa tenemos que estar presentes en las redes sociales. Linkedin se convierte en la plataforma ideal para iniciarse en este mundillo, pues su temática es precisamente la de profesionales y empresarios, pero no sólo eso, a través de esta red podremos crearnos una red de contactos valiosa y productiva. Ahora bien, ¿sabes cómo tiene que ser tu página de Linkedin para que cumpla estos objetivos?

 

En primer lugar es fundamental que sea visualmente atractiva y acorde a nuestra identidad visual corporativa en el caso de las empresas, o a la imagen que queramos transmitir en el caso de profesionales. Pero este diseño visualmente llamativo y atrayente no tiene que limitarse sólo a la cabecera, sino que debe impregnar todo el contenido que publiquemos.

 

Respecto al contenido, tenemos que saber transmitir nuestros valores. A pesar de que no es aconsejable que sólo publiquemos contenidos corporativos o profesionales propios, tampoco tenemos que ser excesivamente modestos y silenciosos o nos convertiremos en unos auténticos desconocidos para nuestros seguidores. Tenemos que saber equilibrar contenido corporativo propio con contenidos adaptados a nuestra audiencia, investigaciones y opiniones de expertos son opciones interesantes.

 

Y, finalmente, en Linkedin es muy importante nuestra red de contactos, pues también forma parte de la imagen que estamos transmitiendo. Tenemos que huir de “conecto contigo si tú conectas conmigo” y buscar contactos que nos puedan hacer aportaciones de valor.

 

¿Cómo es tu página de Linkedin?

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.