Las empresas de inserción laboral pueden ser la solución a la crisis laboral actual.

Las empresas de inserción laboral son iniciativas empresariales que combinan rentabilidad económica con la social y tienen como objetivo la integración laboral de personas pertenecientes a grupos en riesgo de exclusión social:

- Personas en situación o grave riesgo de exclusión social que estén en paro y que tengan dificultades importantes para integrarse en el mercado de trabajo ordinario.

- Perceptores de rentas mínimas de inserción.

- Desempleados de muy larga duración.

- Jóvenes que no hayan finalizado el período de escolaridad obligatoria y se encuentren en situación de desempleo.

- Ex-toxicómanos que se encuentren en proceso de rehabilitación y reinserción social.

- Internos de centros penitenciarios y ex-reclusos en situación de desempleo.

- Otros colectivos como son: minorías étnicas, inmigrantes o personas con cargas familiares no compartidas y en situación de exclusión. 

Las condiciones que deben cumplir este tipo de empresas son de participación, siendo esencial que el 51% lo aporte una entidad sin ánimo de lucro y que exista un compromiso de proporcionar un itinerario de inserción y formación que garantice la óptima integración de las personas objetivo de la acción.

María García Sánchez

Gestora de Proyectos

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.