Un error en Facebook puede arruinar tu reputación. En este manual te traemos los seis errores más comunes en las páginas de empresa en Facebook para que puedas evitarlos.

Los errores son habituales en todos los ámbitos de la vida, también en los negocios. Las redes sociales son una herramienta vital para que construir la reputación online de tu empresa, cuidarlas debe ser una prioridad en tu estrategia de comunicación. A continuación te traemos los seis errores más comunes en una de las redes sociales estrella: Facebook.

 

 

No personalizar tu URL

Personalizar tu URL es clave para dar sensación de profesionalidad, pero no solo eso, sino que es imprescindible si quieres lograr un buen posicionamiento en los buscadores.

 

Imagen

Las imágenes de portada y de perfil son fundamentales, tu carta de presentación. Son lo primero que ven tus seguidores, por lo que tienen que transmitir tus valores y ser acordes con la imagen corporativa  de tu empresa para facilitar el reconocimiento y el recuerdo. Asimismo, procura que tengan las dimensiones que requiere Facebook para evitar distorsiones y recortes indeseados.

 

Publicaciones genéricas

Limitarse a compartir contenidos de otras webs sin aportar nada personal es un error muy común y también muy grave. Siempre tienes que añadir contenido personal, ¿significa esto que no tienes que compartir contenido de terceros? No, significa que tienes que aportar un enfoque propio para que a tu público le resulte interesarte seguirte.

 

Textos interminables y demasiadas actualizaciones

Hay que actualizar y publicar de forma frecuente, pero no satures con diez publicaciones al día o con textos demasiado largos. El público de las redes sociales apenas lee, por lo que tu mejor estrategia es condensar lo que quieres decir e n dos o tres líneas y acompañar tus publicaciones de elementos más visuales, como fotografías y vídeos.

 

Repetición de contenidos

Si siempre publicas lo mismo, la mayoría de tus seguidores dejará de seguirte, ¿por qué? Ponte en su lugar, a nadie le gusta ver siempre lo mismo. Todas tus publicaciones tienen que ser diferentes y aportar algo a tu público.

 

No promocionar tu página

En Facebook es necesario promocionar tu página: inclúyela en tu web, en tus correos electrónicos, en tus tarjetas… Y usa las propias campañas de Facebook. Si tienes una página en Facebook pero nadie lo sabe… ¿de qué sirve?

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.